La industria del deporte en todo el mundo se enfrenta a grandes trastornos por los efectos del calentamiento global en las próximas décadas, según estudios recientes.

Los deportes de nieve, como el snowboard, el esquí alpino y los trineos, son los que probablemente se verán más afectados por el cambio climático debido al aumento de las temperaturas y a la reducción del tamaño de los glaciares. Casi un tercio de todos los glaciares de Perú se han derretido en las últimas dos décadas -una superficie que equivale a 80.000 campos de fútbol- y los científicos de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nürnberg (FAU) en Alemania están preocupados porque el ritmo de derretimiento del hielo en la región aumenta cada año. Pero aunque en Perú no hay estaciones de invierno ni lugares para esquiar, los amantes de los deportes de acción locales han encontrado nuevas formas de perseguir las emociones cuesta abajo: el país es pionero en nuevos deportes terrestres como el sandboard y el esquí de arena (sandskiing).

Sandboarding

Snowboarding, pero en el desierto

El sandboard es un deporte relativamente nuevo, aunque algunos rastrean sus orígenes hasta el Antiguo Egipto. Se popularizó en Sudamérica a principios de los años 90, cuando el agricultor Matías Grados Mora organizó el primer campeonato de sandboarding en Huacachina, Perú. Poco después, este deporte llegó a Norteamérica gracias a la contribución de Lon Beale, propietario del Sand Master Park, la primera instalación deportiva dedicada por completo a los deportes de arena (por ejemplo, sandboarding, trineo y esquí). El parque se encuentra en la ciudad de Florence, Oregón. Hoy en día, se practican variantes del sandboarding en todos los continentes donde hay dunas de arena, estando la práctica especialmente extendida en las zonas desérticas. Dado que el deslizamiento sólo puede realizarse en dunas escarpadas y alejadas de la vegetación, la práctica del sandboarding está restringida a unos pocos lugares concretos, pero el cambio climático puede contribuir a que este deporte se generalice.

Con el aumento del calentamiento global y el deshielo de los glaciares, ¿se convertirá la arena en la nueva nieve?

La desertización ha sido descrita como “el mayor desafío medioambiental de nuestro tiempo” y está cambiando rápidamente el paisaje de nuestro planeta. No sólo se está derritiendo la nieve, sino que el suelo se está volviendo gradualmente más árido debido a la escasez de lluvias. En el último siglo, el desierto del Sahara -el mayor desierto cálido del mundo- se ha expandido un 10% más, y los científicos creen que el cambio climático es en parte responsable.

Los deportes de surf también están en peligro

El futuro de los deportes de invierno parece sombrío, pero las actividades recreativas de verano también están en peligro. Se espera que el cambio climático tenga efectos catastróficos en la industria del surf para el año 2050, ya que muchos puntos de surf desaparecerán o serán menos viables debido al aumento del nivel del mar y a los cambios en los patrones de viento. También se espera que los niveles cada vez más altos de calentamiento y acidificación de los océanos contribuyan a una pérdida de hábitat para el surf y una causa de preocupación para los surfistas.

Aunque todavía son nichos, las prácticas deportivas emergentes parecen favorecer la experimentación de prácticas similares al surf en diferentes tipos de terrenos y paisajes: el grassboarding, landboarding, sand kiting, y volcano surfing (es decir, el sandboarding en volcanes activos) están ganando rápidamente adeptos en el mundo de los deportes de acción, y eso sólo por nombrar algunos. Ya sea intencionadamente o no, los atletas de todo el mundo se están acomodando a un clima cambiante, y el deporte tal y como lo conocemos podría no existir durante mucho más tiempo.

¿Interesado en estas nuevas prácticas?

Historia y orígenes del sandboarding
Mapa de localizaciones de SANDBOARDING en el mundo (EN INGLÉS)

Deja un comentario