Last Updated on febrero 8, 2022

Este artículo ha sido traducido del inglés. // This article has been translated from English.

¿Qué hace que correr en el desierto sea tan especial? La temperatura ambiente puede alcanzar los 50°C durante el día, cuando el sol brilla, y luego bajar rápidamente a 3°C por la noche. El terreno es variado entre dunas, mesetas pedregosas, senderos, pequeños baches, con animales peligrosos escondidos y listos para picar… ¡Así que, en este entorno, el corredor es realmente puesto a prueba! Hacer un maratón en el desierto no es definitivamente para todo el mundo, pero sin duda puede ser una experiencia única y muy gratificante para probar al menos una vez.

Como parte del Programa de Asociados de Amazon y del Programa de Socios de eBay, ganamos por las compras que cumplan los requisitos de los artículos anunciados en este sitio web.

Running the Marathon des Sables

Maratones en el desierto

La historia de las carreras por el desierto comenzó en 1984, cuando Patrick Bauer, un francés apasionado por los maratones, consiguió completar la travesía del Sahara marroquí en solitario por primera vez. Dos años más tarde, en 1986, se organizó el primer Marathon Des Sables: un maratón por el desierto que retomaba la hazaña de Bauer. Desde el principio, esta carrera, apodada «La Legendaria», pasó a formar parte de los grandes ultramaratones, convirtiéndose en una cita a realizar al menos una vez en la vida para todos los ultracorredores. Para hacer la carrera aún más épica, por si no fuera suficiente con correr 250 kilómetros en el desierto, los corredores deben ser autosuficientes en cuanto a la alimentación: esto significa que no hay puntos de avituallamiento a lo largo del recorrido como en los maratones clásicos. Los participantes sólo reciben 9 litros de agua al día, con los que deben hacer todo: beber, comer y, cuando sea posible, lavarse. La alimentación es totalmente responsabilidad de cada atleta, que debe llevar todo lo necesario para comer en su mochila.

Marathon des Sables – Desierto del Sahara, Marruecos

El Maratón de las Arenas es un ultramaratón de varios días de duración, de 251 km, que se celebra cada año en el desierto del Sáhara, en Marruecos, y se considera la carrera a pie más dura del mundo. Esta agotadora carrera por etapas de siete días pone a prueba incluso a los corredores más experimentados. Los participantes deben enfrentarse a condiciones meteorológicas extremas y a una temperatura media diaria de 40°C, que desciende bruscamente por la noche, como es típico en los climas desérticos. Los fuertes vientos y las tormentas de arena son habituales. Esto se suma al terreno rocoso, las dunas de arena, el hambre y la sed insoportables. El Maratón des sables no es ciertamente un paseo por el parque, pero, según muchos corredores que lo han hecho, sigue siendo la competición más emocionante, una experiencia increíble capaz de darte una inmensa fe en tus propias capacidades.

Para esta carrera, los corredores suelen inscribirse con dos años de antelación debido a la gran demanda y el coste de la inscripción es de aproximadamente 5.000 dólares.

Simpson Desert Ultra – Simpson Desert, Australia

La Simpson Desert Ultra es una de las últimas incorporaciones a la lista de ultramaratones en el desierto. Tiene lugar en el corazón del Outback australiano, cerca de la ciudad de Birdsville, en el sur de Queensland. Hay distancias de 100 km, 75 km, 50 km y 25 km que cubren una amplia gama de terrenos, por lo que hay algo tanto para los recién llegados a la escena ultra como para los que están acostumbrados a la naturaleza ardua de estos eventos. Aunque no es tan dura como la Marathon des Sables, sin duda pone a prueba las limitaciones de cada participante y le permite sumergirse en un aspecto realmente único del paisaje australiano, desde las imponentes dunas de arena hasta las llanuras rocosas.

Marathon des Sables

Consejos para correr en el desierto

Training

Cada plan de entrenamiento debe adaptarse a las características, la experiencia y el nivel individuales Esto es especialmente importante cuando se corre en un paisaje desértico con condiciones climáticas extremas. Como regla general, ten en cuenta lo siguiente:

  • No subestimes tu entrenamiento de resistencia. Intenta diversificar tus regímenes de entrenamiento trabajando a diferentes ritmos: resistencia pero también umbral, entrenamiento de velocidad aeróbica máxima (VAM), etc. Lo ideal es que intentes entrenar de dos a tres veces por semana para preparar una carrera en el desierto.
  • Para la resistencia, no es necesario correr más de 2 horas al día. Especialmente la semana anterior a la carrera, conserve su energía e intente no excederse. Por otro lado, es esencial hacer senderismo o correr (alternando caminar y correr), durante varias horas al menos una vez a la semana. Tómalo como una oportunidad para aumentar el desnivel y acostumbrarte a los senderos técnicos. Si tienes la oportunidad de entrenar en la naturaleza, aprovéchala al máximo.
  • Cuando hagas un entrenamiento por intervalos, basta con 30 minutos de calentamiento y 15 minutos de recuperación. No te excedas innecesariamente y trabaja mejor en tus estándares. Cuando hagas resistencia, entre 30 y 40 minutos son suficientes. No mezcles diferentes regímenes de entrenamiento en una misma sesión, dale a tu cuerpo el tiempo suficiente para acostumbrarse a los diferentes movimientos y recuperarse de la fatiga.
  • Si llevas la mochila con demasiada frecuencia, corres el riesgo de exponerte a sobrecargas y lesiones. Es preferible empezar a llevarla sólo en el último periodo antes de una carrera, no más de un mes antes.
  • No corras demasiados kilómetros a la vez. Recuerde: lento y constante se gana la carrera. No te agotes demasiado rápido. Bebe mucho líquido y mantente hidratado, descansa si te sientes cansado y escucha a tu cuerpo.

Antes de la carrera

Las carreras pedestres en el desierto son, sobre todo, carreras de resistencia y los corredores deben prepararse tanto mental como físicamente para el ejercicio. Por lo tanto, también es necesario centrarse en el aspecto dietético. Dado que la carrera se desarrolla en autosuficiencia bajo el sol abrasador del desierto, el corredor deberá estar bien hidratado y alimentado para no sucumbir a los elementos. La mayoría de los corredores, conscientes de la dificultad de la prueba, optan por seguir una dieta equilibrada ya con meses de antelación.

Durante la carrera

En la mayoría de las carreras del desierto, como los Maratones des Sables, los corredores son autosuficientes durante toda la prueba. También deben viajar ligeros y tener una ración mínima de 2000 kcal/día. El objetivo es restaurar las reservas que el cuerpo consumirá durante la carrera. La hipoglucemia es el agotamiento de las reservas de azúcar del organismo. Cuando el nivel de azúcar en la sangre desciende, provoca un agotamiento total en el cuerpo. Por lo tanto, tendrás que pensar en optar por alimentos y líquidos ricos en carbohidratos porque serán más fáciles de ingerir durante la marcha. También ayudarán a reducir las sacudidas durante la carrera. Además, recuerda hidratarte antes, durante y después de la carrera para evitar la deshidratación. Por lo tanto, necesitarás llenarte de agua y energía. En conjunto, ayudarán a tu cuerpo a soportar mejor la prueba.

Tenga en cuenta que durante el Maratón des Sables no hay aseos, duchas, electricidad ni tomas de corriente. A continuación, le presentamos algunos pequeños equipos para garantizar una higiene mínima: Toalla de microfibra Guantes de frescura: estos guantes permiten lavarse sin agua. Hilo + agujas, parche de tela, pegamento: una buena rigidez es también un buen todoterreno… Kleenex, crema solar, crema antifricción, jabón, tapones para los oídos

Después de la carrera

Tanto el cuerpo como la mente están cansados, y el corredor debe volver gradualmente a una dieta más regular. A riesgo de perturbar su sistema digestivo, es mejor tomárselo con calma y evitar las raciones demasiado glotonas y los platos difíciles de digerir en favor de raciones más ligeras en cantidades moderadas. En resumen, la dieta y la hidratación son importantes a la hora de embarcarse en este tipo de aventuras. Dado que el Maratón des Sables es una prueba de resistencia, el cuerpo tendrá que ser capaz de soportarla, por lo que es importante tener una dieta adecuada.

Desert runners at the Marathon des Sables in 2010

Equipamiento

En comparación con los maratones normales, correr en los desiertos exige prestar mucha más atención al contenido de la mochila. Esto incluye ropa apropiada para el desierto, aperitivos llenos de energía, elementos esenciales para acampar en el desierto y equipo de supervivencia. Tenga en cuenta que Marruecos alberga hasta 12 especies de serpientes y 10 tipos de escorpiones, todos ellos venenosos (afortunadamente, la mayoría son nocturnos). También hay animales venenosos en el interior de Australia, así que asegúrate de investigar la fauna y los posibles peligros del desierto en el que vayas a correr.

Compulsory items

Para el Marathon des Sables, la mochila de cada participante debe pesar entre 6,4 kg y 15 kg, incluyendo la comida (pero no el agua). El día antes de la carrera, los organizadores pesan cada mochila y comprueban los suministros necesarios:

  • mochila o petate
  • saco de dormir
  • linterna frontal y un juego completo de pilas de repuesto
  • brújula
  • encendedor
  • silbato
  • cuchillo con hoja de metal
  • desinfectante tópico
  • anti-veneno
  • espejo de señales
  • hoja de supervivencia de aluminio
  • protector solar
  • pasaporte/carnet de identidad
  • certificado médico original proporcionado por AOI, completado y firmado por el médico
  • ECG original y su trazado

Ropa para correr en el desierto

El desierto se caracteriza por unas condiciones meteorológicas variables, con una gran amplitud térmica entre el día y la noche. Para saber cómo vestirse, es importante tener en cuenta que los días en el desierto son extremadamente calurosos pero puede hacer mucho frío por la noche de forma repentina. Además, las condiciones meteorológicas pueden traer fuertes vientos, tormentas de arena u olas de calor que son difíciles de predecir. Por lo tanto, la forma correcta de enfrentarse al desierto es llevar el equipo adecuado y estar preparado para todo.

Cúbrase todo lo posible

Puede parecer una buena idea desnudarse al máximo cuando hace calor, pero en el desierto conviene hacer exactamente lo contrario: cubrirse de la cabeza a los pies, para protegerse de las quemaduras solares, los granos de arena y las rocas, las picaduras y las mordeduras de los insectos y los animales que pueden esconderse en las dunas. Por lo general, se recomienda llevar camisas y pantalones de manga larga ligeros, de colores vivos y holgados.

Calzado

Tres artículos de calzado protegerán tus pies, dedos y tobillos en el desierto: los calcetines de lana merina, las zapatillas de senderismo y las polainas para el desierto. Los calcetines de lana merina se encargarán de que tus pies no absorban demasiado sudor gracias a las propiedades antitranspirantes del tejido, mientras que las polainas añadirán una capa extra de protección contra los escombros y las picaduras de serpiente/escorpión. En cuanto al calzado, opta por algo que esté bien amortiguado, pero que esté diseñado para la tracción en terrenos rocosos (recuerda: no vas a correr sólo sobre arena blanda).

Oboz Sawtooth II Low B-DryHoka One One Clifton 7Xero Shoes Terraflex

Artículos para la cabeza

En cuanto a la vestimenta para la cabeza en el desierto, querrá protegerse la frente, los ojos y la boca. Un sombrero para el sol del desierto hará maravillas contra los rayos del sol, pero también puedes invertir en un pañuelo para la boca y un par de gafas a prueba de polvo como forma de protección contra las partículas de arena para cuando el tiempo se vuelva ventoso.

This image has an empty alt attribute; its file name is image-56.pngThis image has an empty alt attribute; its file name is image-58.pngThis image has an empty alt attribute; its file name is image-57.png

Otros artículos esenciales

No hace falta decirlo, pero un protector solar de alta protección (por ejemplo, Sun Bum Original SPF 70) será tu mejor amigo bajo el sol abrasador de cualquier desierto cálido. Asegúrate de volver a aplicarlo con regularidad, incluso cada dos horas, dependiendo de la intensidad del sol. El agua es la opción obvia cuando se trata de hidratación, pero también puedes llevar algunas bebidas deportivas y otras fuentes de electrolitos para reponer tus fluidos. En cuanto a la nutrición, opta por alimentos aptos para el desierto para comer mientras acampas y barritas energéticas para mantenerte alimentado durante el día. Por último, recuerda que los accidentes pueden ocurrir y es probable que ocurran: un botiquín de primeros auxilios para deportes al aire libre y un kit para tratar las mordeduras de serpiente pueden marcar la diferencia entre una experiencia memorable de running en el desierto y una experiencia para olvidar. Ah, y ni se te ocurra apuntarte a la carrera sin un seguro deportivo que cubra los ultramaratones.

Deportes de arena

Desert SkiingLandboardingDesert Hiking & Camping

Deja un comentario